miércoles, 1 de diciembre de 2010

Felicidad




Creo que es la primera vez, o una de las poquísimas veces, que escribo una entrada porque estoy felizmente eufórica. Y quizá el día no empezó nada bien: me levanté temprano para que el autobús no pasara hasta media hora más tarde, de modo que perdí el tren y tuve que ir al dentista en otro, con lo cual llegué tardísimo a mi destino y tuve que almorzar de camino a la clínica, a toda máquina, además de que empezaba a chispear.

Pero de repente:

Mirando ropa, porque sí y sin intenciones reales de comprar nada, encontré el vestido perfecto para Fin de año, un vestido rojo pasión, muy cortito y ceñido, porque nunca me puse un vestido así antes y ya va siendo hora de que después de tanto sufrir con la dieta pueda lucir algo de lo que tanto me ha costado. Siempre me he vestido muy clásica, preferentemente al estilo de las primeras décadas del XX, con vestiditos preciosos en blanco y negro, recatados y muy finos. Y este año me apetecía cambiar eso también, como el resto de las cosas, así que... lo dicho, rojo rojísimo (un color que me sienta muy bien), super corto y super ceñido. Y lo mejor, ¿sabéis por qué estaba rebajado?... ¡porque sólo quedaba una talla!

¡La talla XS!

A primera vista me encantó el modelo y me desilusioné muchísimo cuando vi que era tan pequeño, pero me gustaba tanto que decidí probármelo pese a mis escasas ilusiones, y... Dios mío, ¡me sirve! ¡me queda como un guante y es una puta XS! Aún no puedo creérmelo, creo que acabaré enmarcando la etiqueta y poniendo un altar a sus pies. Ni en mis sueños habría podido esperar calzarme un vestido de la XS (de una tienda de tallas estándar, de las de Amancio, vamos)... las S ya me quedaban justitas la última vez y no creí que fuese a ocurrir el milagro de las Navidades tan pronto. Pero vamos, que sí, y que estoy encantada.

Y por cierto, que de una L he pasado a una XS en menos de un año... y COMIENDO. No he ayunado ni una vez. He hecho cinco o mínimo 3 comidas al día, todos los días. No soy una santa y reconozco que muchas veces me comido menos calorías de las que necesitaba, pero siempre controlando y juraría que no he bajado de las 500 por día. Ahí lo dejo...

Otros sucesos alentadores fueron, por ejemplo, que me fue genial en el dentista y por fin acabé con la muela del demonio, al menos de momento. No me tuvieron que anestesiar, ni nada, porque lo que me hacía no dolía, aunque sí me dio algo de grima, pero bueno... no me duele NADA y ya no tengo un agujero en la muela... ¡Bien!

Y por último pero no menos importante: he hablado con mi padre. Pretendía decirle que quería recobrar mi relación anterior con él, que le echaba de menos, que quería que siguiese siendo mi padre y que tenía miedo de que por todo el lío que se armó con el asunto de mi madre y su novia (también conocida como mi nueva madrastra), no me quisiese más, o que creyese que sólo quedaba con él para que me diese dinero. Pues bien, me atreví y se lo dije. Le dije todo eso y quedamos al borde de las lágrimas los dos en medio de la cafetería, de hecho, se quedó conmigo mucho más tiempo del que se queda normalmente, porque le dije también que nunca nos veíamos y que si nos veíamos era sólo un ratito, y que lo necesitaba como padre, pese a todo lo que pasó, que seguía siendo mi padre y que lo quería igual y no podía perderlo. Me costó muchísimo decirlo, soy muy reacia a decir lo que siento o lo que pienso, pero no tenía nada que perder...

Y funcionó.

Me pidió perdón si alguna vez me dio a entender que ya no me quería como antes, que siempre fui su hija más mimada y que seguía siendo así, que siempre me había querido igual y que eso no cambiaría. Que pasaría más tiempo conmigo, que él también me echaba de menos y que le alegraba muchísimo que le hubiese dicho esas cosas. Que no eran una tontería (empecé a soltar todo eso con "tengo que decirte algo, es una tontería, pero..."), que eran cosas importantísimas y que sentía mucho si me hizo daño con todo lo que pasó de aquí a unos años atrás. Después me llevó a la estación de tren, y nos despedimos con un abrazo como hace tiempo no nos dábamos. En el tren, hice esfuerzos por no llorar y me puse a leer, conseguí evadirme al menos por un rato de toda la tensión acumulada. Sin embargo, de vez en cuando se me escapaba un pensamiento que me decía algo así como "menos mal que lo hiciste, cualquier cosa podría haber pasado y te habrías quedado con las ganas de hablar, que la vida es corta y frágil..."

Y eso, que al final resulta que fue un gran día. Gracias a todas por los ánimos que me habéis dado, sobre todo con respecto a este último punto con mi padre, me han ayudado a atreverme.

19 comentarios:

  1. omgggg!!! nenaa! que felicidad
    me alegro por ti!! que bien que todo esto pase a fin de año asi lo cierras con broche de oro!
    Besos linda, suerteee

    ResponderEliminar
  2. Que buena la reaccion de tu padre, menos mal nena. El mio es taaaaaaaan cerrado que no se como reaccionaria si le soltara algo asi, tienes mucha suerte.
    Perdona por no comentar tanto cmo antes, es por el nuevo curro pero ya sacare tiempo para pasarme mas a menudo. Besines!!

    ResponderEliminar
  3. Te felicito, qué alegría el día que tuviste!!! Entrar en una talla tan pequeña y esa charla con tu papá =) Me alegro mucho por vos, tenés un valor admirable. Te felicito de nuevo y de nuevo: felicidades por este día!!!!

    Un beso enorme ♥

    ResponderEliminar
  4. Me alegro por lo del vestido. Yo tmb estoy buscando un vestido rojo, pero no hay manera de encontrar uno que me guste.
    Respecto a lo de tu padre, tambien me alegro de que fuera bien, como dices la vida es corta y si no hacemos las cosas en su momento nos arrepentimos.

    Por cierto he cambiado el link del blog
    http://dulceintroduccionalchaos.blogspot.com
    te lo dejo por aqui, porque hay gente que me esta buscando y no me encuentra jaja.

    Besitos y espero que esa felicidad continue :)

    ResponderEliminar
  5. Lo del link de antes no hagas caso.
    Que lo había cambiado, pero me esta dando problemas u_u. Así que sigue teniendo el antiguo :)

    ResponderEliminar
  6. Me alegro mucho por que puedas lucir una figura XS, y sobre todo por tu felicidad.

    (bonita foto)

    ResponderEliminar
  7. Me alegro muchiiisimo por ti, te lo mereces :). Soy de la opinión de que el tiempo va a sentando a las cosas y a cada uno en el lugar que corresponde, y así ha sido en tu caso, el tiempo te ha devuelto a esa figura paterna tan especial, que en cierto modo se había alejado de ti. Has demostrado ser muy valiente diciéndole lo que pensabas, hay que ser claros y sinceros y más con las personas que queremos, de verdad que me alegra muchísimo. Ojalá que a partir de ahora podáis disfrutar más el uno del otro :D
    Por otro lado, hija mía!!! una talla XS???????
    mira que suerte, yo no entraría ahí ni de coña, entro en la S, pero la XS!!! no adelgaces más! q por debajo ya no hay más talla :S
    Tienes que poner una foto del vestido o algo, que ya me has dejado con la intriga, porque a mi ese tipo de vestidos ceñidos y cortitos me gusta mucho, estiliza, y queda muuuuuy sexy. Una vez me probé uno en zara precioso!! pero en negro y quizás no tan corto como dices tu, era corto pero lo justo ;)
    Bueno guapi, que me alegro mucho por ti y saber que te encuentras tan bien contigo misma :)
    un besazo!!

    ResponderEliminar
  8. Dejame contarte tres cosas sobre mi padre:

    1. Una vez, la noche de navidad de hace aproximadamente 16 años, derribó de un puño a mi madre frente a mí. Nunca se lo perdonaré. Llevo esa escena grabada en el alma y es, quizá, mi trauma más profundo.

    2. Estoy completamente segura de que, si algún día mi padre se preguntó cuál es la justificación de su existencia, la respuesta que se dió fué "Ser el padre de ella". A pesar de todo, NO ME CABE LA MENOR DUDA de ser la razón de su vida entera.

    3. Un día, cuando tenía 14 años, llegué a casa después del colegio y lo encontré muerto junto a su cama.

    Daría cualquier cosa por poder hablar con mi padre como lo has hecho con el tuyo. Para reñirle, para decirle que no le perdono que me hubiera dicho cientos de veces que no era su hija solo para humillar a mi madre, para decirle que mi vida sin él es como vivir con la mitad del corazón, para decirle que preferíra mil veces que estuviera vivo y abrazarlo de nuevo.

    Para sacarme de encima la rabia y decirle que lo amo a pesar de todo.

    Control

    ResponderEliminar
  9. GUAU! tienes una fuerza de voluntad increíble.. has bajado dos tallas, por no decir tres! Increíble, me alegro muchisimo por ti :)

    Me encanta entrar en este blog, cada vez que entro, salgo sonriendo porque es tan cercano..

    Un beso muy fuerte!

    ResponderEliminar
  10. Quiero agradecerte por tu comentario, de verdad. Lo aprecio muchísimo y tenés razón.

    Un beso enorme =)

    ResponderEliminar
  11. Wow Vainilla me alegra que disfrutaras de un día tan genial. Ciertamente ese encuentro con tu padre fue necesario. No solo lograste decirle todo eso que guardabas, sino que tuviste el valor para demostrarle tus sentimientos y la ocasión sirvió de mucho, pudieron unirse nuevamente. Me imagino la escena super tierna y siento alegría...


    Hubo un comentario que me dio mucha tristeza y es el de Control...

    De verdad me dejó con un nudo en la garganta. No puedo expresar nada más, que triste =(

    ResponderEliminar
  12. Ojalá pudiera ser tan lista como tu, en serio, te admiro mucho, y tienes mucha razón en todo lo qme dices, xo supongo qnecesito tiempo...

    ResponderEliminar
  13. Vaya con lo de tus pies, yo supongo que con cremas o algo nose... la verdad.
    Veo que no fuiste la unica que se acojono por no encontrarme por aqui, ya he dejado mi "explicacion" en el blog, vamos que la lie mucho jaja.

    Besitos :)

    ResponderEliminar
  14. Me alegro muchísimo de leer todo esto, porque hay gente que se lo merece, y tú te lo mereces. Lo del vestido...veremos haber con quién me peleo yo para tener un vestido medio en condiciones , que me haga parecer una persona normal. Lo de tu padre, lo necesitabas y lo has tenido. Me alegro mucho, de verdad.

    ResponderEliminar
  15. Si que eres inteligente, eso me parece, solo xq a veces te ekivokes no kiere decir qno lo seas...

    Gracias x tus consejos, en ello estoy, lo qnecesites akí estoy ;-)

    ResponderEliminar
  16. Me alegro mucho por ti.
    Que alegría de que estés mejor con tu padre.
    Enhorabuena por la talla.
    Cuídate mucho.
    Besos

    ResponderEliminar
  17. Leí esta entrada cuando la escribiste, pero como soy burra no dejé comentario. Ahora sí. Uf! yo creo que no me entraría una xs, incluso, me daría miedo probarme una siquiera. Felicitaciones! Pero ya no sigas bajando de peso, si te entro una xs es porque estás bien.

    Con respecto a tu papa, me alegra que hayan aclarado las cosas, así es como debió haber sido siempre.

    ResponderEliminar
  18. Ohh nena hermosa me alegra infinitamente que hayan hablado tu papi y tu vas a ver que esto solo puede mejorar ;) Disfrutalo ahora que lo tienes, guarda cada segundo hermoso en tu corazón y no se te olvide decirle cada vez un "Te quiero" pues a pesar de que es hombre no deja de ser humano y tambien necesita de palabras asi aun cunado parezcan repetitivas siempre es agradable escucharlas

    Wow una XS en serio!!!??? FELICIDADES!!! que eso es casi mágico!!! Vas a tener unas navidades mágicas y un año nuevo con mucha renovada esperanza y mis mejores deseos sabes que son para contigo ;)
    Y no importa si vamos lento pero vamos ehh ;)

    Pues para finalizar mi comment me quedo con M "Mello" que vamos, adicto al chocolate y todo un vale m#$% definitivamente seria mi chico *.*

    Otros personajes?
    Kim possible
    Las Witch (Cornelia) pero las del comic
    Lara Croft (mi inspiración desde los 12)
    y actualmente Rubi Malone ("wet")

    Un beso vainillita y gracias por pasarte a visitarme, muy linda me encanta tenerte en mi vida =)

    Xoxo's

    ResponderEliminar
  19. imagino tu alegria..
    es genial esa sensacion y no se compara con nada :D

    oye, y XS????
    wow o_O te lo mereces,
    me imagino el vestido, debe ser soñado! y rojo!!

    vas a verte genial.

    besos

    ResponderEliminar