miércoles, 3 de noviembre de 2010

Milagro. Una promesa.



Me parece que hoy ha ocurrido un milagro, y es que a las ocho de la mañana me desperté y ya no tenía sueño, con lo cual aquí estoy, a las nueve y algo, después de haber desayunado, actualizando el blog que tan olvidado tenía. Fuera hace un día precioso y me siento con un montón de energías, no sé exactamente por qué, pero miro hacia fuera y me siento simplemente bien. En cuanto el baño quede desocupado, toca ducha y después hacer la compra, preparar la comida, y quizá dar un paseo.

Como quizá habréis notado (o quizá lo he notado yo sola, porque mi frecuencia de actualización no cambió mucho realmente), me he tomado un pequeño respiro. Mi última entrada, la entrada sobre mi padre, me ha hecho plantearme muchas cosas, y también vuestros comentarios me han ayudado mucho. Así que podría decirse que me he tomado esta semana para pensar mucho sobre el tema y al final he decidido que hablaré con él en cuanto vuelva de sus vacaciones en Argentina, porque no pierdo nada con ello. Es decir, en el peor de los casos seguiría como estoy y aunque hay sólo una mínima posibilidad de mejora, quiero ir a por ella. Me estoy acostumbrando a ir a por lo que quiero más que nunca.

Y hablando de ir a por lo que quiero... ahí entra mi otra cuestión, la del peso. No sé si os pasa también, pero hay días que me pongo muy paranoica con el tema y otros días en el que me digo que soy una exagerada. Pero como he aprendido cómo soy a lo largo de mi vida (y sobre todo en la adolescencia...) creo que más vale prevenir que curar. Me recuerda a cuando estaba enamorada y me lo negaba hasta el último momento, pero con algo que podría llegar a ser muy grave, un asunto de vida o muerte, un contrato de libertad o esclavitud de por vida.

Sinceramente, sé que tengo un problema con la comida, aunque no creo que sea anoréxica. Es decir, tengo hábitos malos, muy malos, y algunos síntomas de la enfermedad, pero no creo que esté desarrollada. Lo que temo es que llegue a desarrollarse, porque la siento ahí, latente, esperando el momento propicio para salir y no pretendo permitírselo. Me he informado todo lo que he podido para poder atajarlo como sea, para luchar contra una enfermedad silenciosa que se come a la gente sin que se den cuenta. Yo quiero verla venir, como cuando me gusta alguien. Quiero saber que me gusta y obrar en consecuencia, sopesar todas las posibilidades, los pros y los contras. En este caso, obviamente, los contras son demasiados. De modo que la pasión mejor dejarla para otras cosas...

En fin, yo iba a contaros mi decisión, y es la siguiente: en vista de que por mucho peso que baje no me siento satisfecha, en vista de que parece que se me olvida comer muy seguido, en vista de que no quiero vivir con hambre ni morir con ella (mucho menos que me mate), en vista de que quiero mantener mi relación, mi familia, mis días, en vista de que quiero pensar en otra cosa aparte de las calorías, en vista de que mi salud nunca ha sido muy buena y ahora está peor que nunca...

...he decidido ponerme un límite, y es el siguiente: 49 kgs.

Con 1,65 de altura y 49 kgs. mi IMC sería de 18,0. Justo el límite. Y os confieso que al escribir "límite" y "49" me he sentido terriblemente tentada a agregar un anexo como "bueno, en realidad 48, para quedarme definitivamente en 49 llevando una dieta normal después"... y cabe destacar que el 49 era justamente un kilo menos que con lo que quería quedarme: 50.

Creo que puedo llegar hasta los 49 kgs. con tranquilidad, pues estoy en los 52-53, depende del día (y últimamente llevo una dieta malísima y se nota), he llegado a ver incluso el 51, así que después de haber perdido 10 kgs. en dos meses, esto tiene que ser fácil. O al menos eso espero.

¿Por qué es mi límite? Bueno, porque tendría un IMC lo suficientemente bajo como para que fuese peligroso bajar más y lo suficientemente alto como para considerarme saludable. Además, siendo realista y objetiva, creo que con 49 kgs., para mi constitución y altura, estaría lo suficientemente delgada, de hecho, más delgada, pero como probablemente yo no lo veré y querré seguir bajando, ahí está el tope.

Si conscientemente bajo de los 49 kgs., me preocuparé en serio y dejaré de llamarme exagerada, aparte de que mi novio no es gilipollas y está muy al tanto de cuánto peso y cuánto no. Está también al tanto del plan, cosa que he hecho por si me da por desobedecerme a mí misma en pos de bajar algún kilillo más. Cualquier precaución es poca, conociéndome. Y sé que aun así el riesgo es alto.

Y bueno, supongo que no tengo mucho más que contar, aparte de que estoy tomando desde hoy unas pastillas de naranja amarga que venden en las farmacias. Leí sobre ellas en Internet y me decidí a probarlas, tienen sinefrina, lo cual se supone que está muy bien para adelgazar porque te activan el metabolismo y supuestamente quemas más calorías. A ver si es cierto.

Un beso, guapas. Me pasaré por vuestros blogs a ver qué contáis, ha sido una semana muy larga.

22 comentarios:

  1. Bueno, lo importante es darse cuenta, no negar las evidencias y tener muy claros los límites, y parece que eso lo tienes controlado...

    El unico problema es que quieras seguir bajando cuando llegues al límite... entonces habrá que hacer algo, pero cuando lleguemos a ese puente, ya lo cruzaremos (y espero que nunca llegues, nadie deberia vivir eso)

    Te quiero un monton, pequeña!

    ResponderEliminar
  2. Hola lindaa. Me parece perfecto que te estes limitando asi, porque al fin y al cabo es por tu bien.
    Las preocupaciones de cuando llegues a los 49 no las esperes, olvidalas.
    Segui asi, sali a disfrutar del día con todos los que te aman.
    Besitos y suerte :)

    ResponderEliminar
  3. Hola vainilla
    eso es buenoo ke te pongas un limiteeee, sabes io con 60 el año pasadooo, tenia anorexiaaa, mmmm mi cuerpo es rarooo, mis huesos son gruesos, muy gruesos, soy de complexion robusta jaja, cuando escucho 49 o 50 piensooo en ke ese pesooo io moriria jaja, siii ps si con 60 era talla chicaaa, se me hizo el pie pekeñooo, los zapatops se me saliam., y la ropaa igual, me deshice de ella, kiero 58 y aun asi digoo ke es pocoo a mi tipo de cuerpooo, la gente piensa ke peso 55 jaja x dios, asi me ven, pro la bascula no mienteeee.

    Buenooo ps ya te falta pokitoooo, me inspiraste yo baje 9 kilos en 2 meses, ahora siii en estos 2 meses bajooo otros 9, stare en 55, seria padreee, me pondre las pilas, kizaaa llegue a mi meta antes de navidad 58 kg, sta bien no? para ke me atormentooo con el 55.

    trata de hablar con tu padreeee, es lo mejor!!!


    cuidadooo ke no sospechen, no se si tu novio sepa, me imaginoo ke siiii, asi ke baja poco a poco, sin ke se note el cambiooo bruscooo, ahorita le dije a mi madre, no no kieroo esooo, desde hoy hago mi dieta y mi papa, masssssss massssssssss dietasss, ke barbara, me hice la sordaaa


    besos linda

    ResponderEliminar
  4. Me parece genial que hayas decidido hablar con tu padre. No pierdes nada con intentarlo y puedes ganar una relación mas constante, y por eso merece la pena intentarlo.
    En cuanto a tu límite, creo que es digno de una persona con cabeza y responsable. Está bien que te lo fijes ahora que ves las cosas de una manera sensata.
    Tenemos que ir a por lo que queremos, si, pero con 2 dedos de frente para no mandar nuestra vida a tomar viento.
    Chica sensata donde las haya!

    ResponderEliminar
  5. Esta bien que te quieras poner límites, y si dices que aun no tienes anorexia, ten cuidado que cuando piensas que puedes controlarla ya te a controlado ella a ti, asi que esta bien que te establezcas esos límites.

    Te sigo! Muaks. =)

    ResponderEliminar
  6. hola prin.

    Pues para mi esta muy bien el peso de 49 kilos, y si, siempre estamos tentadas a querer mas y mas.. solo un poco mas.

    Y asi como lo has hecho, se que llegaras rapidisimo a tu meta.
    cuidate.

    ResponderEliminar
  7. Yo lo del peso ideal lo veo muy relativo. Casi siempre me he fiado más de mi espejo, que ha sido el que ha dictaminado cuando estoy aceptable y cuando no. Pero eso tampoco es muy sano que se diga. Un besote.

    ResponderEliminar
  8. Como ya te dije en otro comentario me asusta que nos parezcamos tanto, porque veo reflejado en los que dices cosas que se me pasan a mi por la cabeza, y que pienso que no tienen trascendencia, cuando sí la tienen, y me doy cuenta cuando veo mis palabras en boca de otra persona.
    Hace poco hablé con mi novio y le confesé que tenía miedo, que había llegado un límite en el que sólo pienso en cuántas calorías como a lo largo del día y en cuántos minutos de ejercicio necesito para gastarlas, que mi vida se ordena de lunes a viernes por los alimentos que voy a comer, incluso no paro de escribirlo en el papel y organizarme dietas una y otra vez (dietas drásticas claro). Yo hace 4 años pesaba 65-66 kilos, y mido 1,65-1,66 , me pasé desde los 12 años hasta los 18 teniendo comportamientos bulímicos, nunca he llegado a vomitar, pero lo que hacia es darme atracones y al siguiente día procuraba no comer (ayunaba) y eso al fin y al cabo no deja de ser un desorden alimenticio en toda regla. Pues bien, hace un par de años aprovechando el estrés de exámenes (con lo que ya pesaba 62 o 61 kg) decidí seguir adelgazando y aprovechar el tirón, esto fue en febrero y en junio de ese mismo año pesaba 56 kg, la verdad es que me mantuve muy bien mentalmente y físicamente, aunque yo sabía que quería adelgazar más, pero sin prisa y sin obsesionarme. El problema ha empezado a hacerse más grande este verano, me encontraba bastante decaída por mi carrera, me estresaba mucho, porque no me concentraba, no pensaba en otra cosa que en adelgazar, y llegué este septiembre-octubre a 53,4. Y si me preguntas ¿quieres seguir adelgazando? te digo sí, y tb me he puesto una meta :los 50kg, y se lo dije a mi novio, que simpplemente quería adelgazar hasta los 50 para verme mejor, porque aún me veo mal, el no lo entendía, me decía que no sabía de dónde quería bajar, pero que el no podía hacer nada para convencerme de lo contrario, y tiene razón, tb mi madre me ha dicho que estoy loca y que no baje más, que ya estoy delgada, pero yo quiero más. Pues bien, después de contarte mi historia, es el momento para reflexionar:
    cuando le conté mi preocupación por este tema a mi novio, le dije: lo peor de todo es que se que voy a llegar a los 50 y voy a seguir viendome mal, mejor si, pero no del todo bien, y eso amiga mía es un problema. Nos hemos fijado una meta, no paramos de hacer dietas y de contar calorías, nos metemos en blogs relacionados con anorexia y bulimia, buscamos cuanto pesan las famosas para tenerlas como referencia, en tu caso por lo que has contado has empezado a tomar pastillas adelgazantes, cosa muy preocupante tratandose de una persona cuyo indice de masa corporal es menor de 20, ¿todo esto no te parece preocupante? ¿te parece de verdad que sigues teniendo el control sobre tí misma y tu problema con la comida? Solo te digo que reflexiones, y que te pares un momento a pensar...
    Espero que te haya servido de ayuda, y que podamos ser una ayuda mutua, seamos inteligentes, creo que ya va siendo hora de querernos. Se que no vamos a parar hasta conseguir nuestra meta, pero...de una forma sana y saludable, porque no hay peor cosa que privar de comida al cerebro, por ahí empieza esta patología que al final se convierte en un círculo vicioso sin fin, y cuando te quieres dar cuenta ya estás metida en un pozo sin fondo. Y sino haced la prueba, ¿no os sentís más positivas cuando coméis mejor aunque sea durante 4 días?...
    En fin, supongo que esto es el resultado del daño tan grande que hace la "moda"
    Un besazo, aquí tienes un apoyo para lo que quieras ;)

    ResponderEliminar
  9. Hola linda :)
    Sabes, noté que todas o la mayoría vivimos no sólo pendientes de la comida o el peso, sino también de cómo hacer para no lastimarnos... mi psicóloga me preguntó si conocía otras chicas con problemas con la comida que también se preocuparan (estuvimos hablando de cuando estuve un un instituto y conocí chicas) y la verdad es que SÍ. No sé si la gente cree que una hace esto porque no le importa nada o simplemente no entienden... la verdad es que nos preocupa aunque no podamos evitarlo y en mi caso dejame decirte que trato de tener cuidado y no correr más los límites...

    Hablando de límites, yo tb empecé queriendo un peso y hoy quiero uno muy diferente. El mínimo IMC también...

    Sólo puedo decir que tengamos cuidado, que me parece bien que lo digas aquí y que quieras controlar el asunto. Fijate si alcanzas los 49 kilos y si no lo haces dejalo ahí, mentalizate desde ahora, porque la única manera de alcanzar un peso muy bajo es dejar de comer pues entonces... mejor conformarse con otro IMC que de todos modos aunque sea 20 ó 22 ya serías delgada!

    Cuidate mucho y disculpa si me extendí, es que justamente venía estos días pensando todo esto ♥

    ResponderEliminar
  10. Hola vainillita hermosa! ya te extrañaba con tus palabras tan serias >.< me hacen ver tantas cosas reflejadas de muchas de nosotras, nuestras propias preocupaciones que decidimos hacer a un lado y no ver
    Espero que en realidad tengas a esa persona de apoyo como dices, yo tenia dos y se han esfumado... ¬¬
    Espero te valla super nena con las pastillitas esas y si es muy bajo a mi parecer el peso que quieres, checa tambien que con la ropa correcta nos vemos mas delgadas por que con la perdida de peso nos queremos poner la misma ropa de cuando estabamos mas "grandes" con lo que no percibimos tan bien esa delgadez
    (yo sin embargo me veo mas enorme sin ropa que con ella XD )

    Un beso enorme nena y TQM ok?

    Xoxo's

    ResponderEliminar
  11. hola linda!! bueno que decirte! me encanta que te pongas un limite y aunque paresca que 49 kilos es bajar muchisimo de peso .l.ees lo normal! .. va no tan normal pero es normal para poder mantenerte ..con 49 kilos se te va a hacer super facil mantenerte! permitite estar entre los 49 y los 52 .. cuando llegues al peso que queres ..volve a comer normal ..desayuno almuerzo merienda y cena ..y ejercicio! y vas a ver que te vas a mantener y te vas a dejar de preocupar por las calorias y todas esas cosas hasta el punto que te vas a olvidar y vas a mantenerte feliz! dale no te bajonees vos podes..no te conosco pero la verdad me encanto lo que escribiste! besotes linda!!

    ResponderEliminar
  12. Me pasaba por tu blog y me encantó, enserio!

    Lo del límite es un planteamiento muy serio y apoyo eso, pues nadie quiere terminar siendo un costal de huesos (literalmente).
    Yo también me he fijado una meta un kilo por lo bajo, 45, cuando estaría super genial tener 47, o 46.

    Un beso, te sigo :)

    Ari

    ResponderEliminar
  13. Bueno, no sé que decirte. A veces creo que mis opiniones están muy fundamentadas en mis propias experiencias, pero a mi me parece un buen número, y mucho más si eres sincera y crees que no tienes anorexia.
    Dejame contarte que hace dos años ni siquiera me cruzaba por la cabeza cosas como anorexia o bulimia, y comencé a bajar muchísimo de peso, me di cuenta que tenía un problema cuando pasé una semana sin comer más que agua y manzanas.
    Ahora que estoy consciente de eso, entiendo todo perfectamente y me pongo esas metas, como las tuyas.
    Es bueno ponerse ese tipo de límites y afrontar tu situación.
    Estoy segura que lo haces por buenas razones y es bueno que sepas que la búsqueda de tu felicidad también depende de muchas otras cosas además que de tu imagen.
    Ánimo princesa.

    ResponderEliminar
  14. Me alegro que hayas actualizado, me gusta como escribes.
    No sé bien que decirte, más que me parece excelente que te hayas planteado un limite y que te hayas decidido a pensar las cosas. Bajar de peso, en realidad, no es lo más difícil, lo difícil es mantenerlo y además no obsesionarse con querer pesar menos.
    Por cierto, mi novio, me esta controlando bastante con el peso u.u
    Un beso grande y que andes bien♥

    ResponderEliminar
  15. Preciosa me parece buenisismo que hables con tu papá hacerca de lo que piensas y las cosas en las que no estas deacuerdo.
    Ademas como tu dices....lo peor que puede pasar es seguir como estas.
    Animos hermosa....

    Tambien me parece que estas pensando muy bien. Sabes cuales son tus limites y cuidarte para no sobrepasarlos.

    Eso es sano hermosa. Mejor que estar traumada por querer pesar 15 kilos menos.

    Cuidate muchisimo hermosa
    Gracias por darte tu tiempo y pasar a visitarme.

    TeeeQuiero
    un beso byye!

    ResponderEliminar
  16. Buff que complicado lo de intentar no caer... por mucho que seas consciente de los sintomas, y que te hayas leido 40 libros, el riesgo siempre existe, y me alegra que seas consciente. Me siento exactamente igual que tu, ademas ya anduve en eso una vez asi que ponerme a dieta es como jugar a la loteria con muchisimas papeletas, a veces me siento idiota por arriesgarme de este modo a que me toque. Pero no lo puedo evitar, jugar y tratar de que no salga mi papeleta, la papeleta de la vuelta a la obsesion, a convertir la comida en el centro de mi vida.

    No se si lo de ponerse limites de peso sirve de algo, creo que no, porque una vez tienes eso en la cabeza ya no mandas tu ni tus antiguos limites, ni tu novio ni nadie, esa parte de tu mente es mas fuerte que todo lo demas junto. Por eso, aunque me gustaria ponerme el limite de 45-47 kilos, no lo hago, porque se que eso es lo que pienso ahora, pero no lo que pensare cuando vea ese numero en la bascula y me parezca insuficiente.

    Enhorabuena por tu sensatez y un beso!

    ResponderEliminar
  17. Hola princesa primera vez x tu blog sta todo lindo y femenino ^^
    bueno es bueno q hables con tu padre es bueno contar las cosas y personalmente mi "limite" va mas haya de 49.. pero m parec perfecto q ese sea el tuyo y ojala lo logres!
    muxas fuerzas!

    ResponderEliminar
  18. Yo ahora mismo también estoy haciendo dieta y mi peso varia entre 51 con algo, 52 con algo (depende del día y del momento) y mi límite es también 49.. Pero ahora no consigo bajar casi porque me la estoy saltando.. Tengo que tener más fuerza de voluntad ya que solo me queda un mes!

    Un beso y espero que lo consigas (aunque, despues de 10 seguro que si!)

    ResponderEliminar
  19. Hola guapa :)
    acabo de encontrar tu blog, yendo de uno en otro y así.
    ¿Te sigo vale?
    Un besito :*

    ResponderEliminar
  20. Y por supuesto que estás invitada a mi blog, pero tienes que dejarme el mail que usas para blogger.

    He vuelto, asi que no sé si querrás ahora entrar al privado, pero vamos, que gracias inmensas por tu comentario en mi entrada "despedida", de verdad.

    Lo de tu peso, ojalá llegués ahí, te quedes ahí, y estás contenta, PERO CONTENTA POR TI MISMA, porque es lo que decides con cabeza.
    Te sentirás bien, y está muy bien que pongas ese límite.
    Mírate con ojos no enfermos cuando llegues, por favor.

    ResponderEliminar
  21. Esta muy bien que decidas acercarte a tu padre. Hablando con él no pierdes nada.
    Sobre el peso... Me parece bien. Te veras bien y no tendrás complicaciones con tu salud.
    Cuídate mucho

    ResponderEliminar
  22. Hola.
    Cambio el nombre del blog. Ahora se llama
    http://bibadgirl.blogspot.com/

    ResponderEliminar