domingo, 24 de octubre de 2010

Padre



No siempre es bueno recordar las veces en las que alguien te dijo que te quería, sobre todo si en ese momento, o durante semanas o meses o años lo creíste como una verdad irrefutable, una verdad tan grande que te parecía estúpido siquiera ponerlo en duda.

¿Por qué no iba a quererme?, pensaba, es mi padre. No cabían en mi mundo padres que no quisiesen a sus hijos, salvo quizá algún ogro desalmado que abandonase a su hijo en algún lugar muy lejos de mí y de mi universo. Ninguno de esos seres existía para mí en realidad.

Anoche recordé que cuando era pequeña yo solía preguntarle a mi padre si me quería, y él me decía que sí. Entonces invariablemente yo le preguntaba cuánto, y él me respondía con lo más grande que se le ocurriese: hasta la luna, o las estrellas. Nada me parecía suficiente entonces, pero me reía porque en el fondo creía que no había ningún amor tan grande aunque no pudiese describirse con palabras.

Ahora miro hacia atrás y cuando recuerdo esos momentos se me hace un nudo en la garganta, o me echo a llorar si me coge con la guardia baja. No es que esté pensando todo el día en ello, ni todos los días, pero es esa clase de dolores que salen sin previo aviso a la superficie y te desbaratan. Cuando me pasa, un millón de recuerdos preciosos afloran y es amargo comparar aquella felicidad despreocupada con el presente, con el desarraigo que quizá conlleva la madurez en todas las personas. No sé si se sentirá así el cachorro de león que tiene que valerse por sí mismo llegada su madurez, o si a cada uno de nosotros nos desgarra el mismo dolor y desamparo al recordar nuestra infancia, pero lo cierto es que para mí se vuelve especialmente molesto.

En días así me pregunto ¿cómo hemos llegado a esto? Cierto es que tuve problemas con mi padre estos últimos años, desde su separación con mi madre, y al ir a vivir con él y su novia. De hecho escapé de ese ambiente malsano porque ella me hacía la vida imposible y yo se la hacía a él, de rebote, en alguna especie de venganza o de cura a mi dolor.

Pero ahora que las cosas se han relajado, que nos hemos pedido perdón... ¿no hay forma de volver atrás? Ahora que todo está bien y que él tiene su vida y yo la mía, ¿por qué no puedo verle nunca? Nos encontramos para tomar algo a lo sumo una hora cada una semana o dos, como a escondidas, supongo que porque a ella no le hace gracia que se vea conmigo. Siempre con prisas, siempre mirando el reloj. Nos damos un abrazo, yo me siento enferma y le echo de menos, las entrevistas son demasiado vacías. "Estás demasiado delgada", dice, y mientras me excuso con la gastritis interiormente siento que el hambre sirve para llamar su atención de una manera triste y desesperada. Está preocupado, no sé qué cree que hago con mi vida, pero con todo y su preocupación las cosas siguen igual. No me llama. No me busca. No se acuerda de que existo.

Si él me prometió que se separaba de mi madre pero nunca de mí, ¿por qué siempre estamos lejos?

¿Por qué la eligió a ella?

Yo soy su hija y debería quererme, más que a la luna, que a las estrellas, y sin embargo...

19 comentarios:

  1. woo me identifique tanto con tu entrada y es precisamente eso que me gusta leer a gente que hable mas alla de el vestido nuevo que se compro.

    a mi padre jamas me a dicho un te quiero en su vida se que me quiere pero gracias a todo eso tal vez en cierto momento te vuelves fria de algun modo.

    solo te puedo decir algo y no doy consejos a menos que los pidan.

    no te hagas daño por llamar su atención

    buen blog

    un beso

    ResponderEliminar
  2. Lo que pasa en muchas ocasiones es que olvidamos que elegir es descartar también y creo que ése es tu caso. En realidad seguro que te quiere tanto que no se pueda explicar, pero con los años nos vamos volviendo más egoístas, el amor propio permanece antes que el amor por los demás. Pero míralo de una forma más positiva... así luego habrá cosas que no eches de menos.

    ResponderEliminar
  3. No sé...supongo q suponer q los padres tienen q querer a los hijos porque es ley de natura, es irracional. Yo no tengo ninguna relación con mi padre y vivo con él...y la que tengo con mi madre es bastante mala, prácticamente lo único q hacemos es discutir. Simplemente no entramos en sus prioridades. Son padres, sí, pero personas y tremendamente egoístas, y visto lo visto, seguramente la relación con esa mujer, le cundirá más que la que tiene/pueda tener contigo. Es una mierda, lo sé...

    ResponderEliminar
  4. Que mal que se tengan que ver medio a escondidas, o sea! es tu papá, tu eres su hija, y a él le debería importar más eso que a la otra no le haga gracia que se vean. No sé que decirte, porque mis papas no están separados, pero debe ser muy dificil. Al menos, tú tienes la capacidad de perdonar y comprender un poco la situación, yo sería más inmadura, me llenaría de rencor y lo mandaría a la mierda. Pero no hagas eso, no te haría bien... ojala tu papi se de cuenta de lo que se pierde.

    :)

    ResponderEliminar
  5. No conozco ese dolor, gracias al cielo... mis padres me adoran, aunque he han hecho la vida bastante dificil siempre ha sido por mi bien.

    Siempre es duro que las familias se rompan, pero míralo por el lado positivo, aunque no tengas la relacion que quieres, aun le ves, aun le puedes decir que le quieres y le echas de menos... aun puedes... en fin, aprovecha ahora que AUN puedes.

    Besito

    ResponderEliminar
  6. Algo similar escribí hoy en mi blog. Y debo admitir que yo no he pasado por separaciones, pero me imagino el dolor que se siente, el hueco en el pecho que no te deja respirar a momentos.

    No creo que tu padre no te quiera. Como tu dices ningun padre es tan malvado como para no querer a sus hijos. simplemente no existe.
    Lo que pasa esque tu padre no sabe que hacer, esta contra la espada y la pared. Te aseguro que él tambien quisiera tenerte a su lado como antes. Pero las cosas cambian para bien o para mal. Aunque nunca es demasiado tarde para arreglar las cosas.

    Te propongo que hables con tu papá y le digas todo esto. Dile que lo extrañas como era antes y que quieres a "TU PAPA" de antes.
    Sin excusas, sin compromisos ni nada que se interponga entre los dos.

    Animos lindura....Tu papá te ama y de eso estoy segura.
    un beso

    Cuidate

    ResponderEliminar
  7. Casi se me caen las lagrimas, vivo la misma situacion que vos y es horrible.
    No podria darte una palabra de aliento porque seria muy hipocrita conmigo misma ya que no se que puedo hacer o soy muy fria yo o el es muy frio siempre distanciados y pocas veces alegres.
    Suerte y te sigo :)

    ResponderEliminar
  8. Qué mal debes sentirte. Creo que se hace todo muy difícil cuando los padres se separan y vuelven a empezar con pareja nueva y esas cosas. Tal vez necesite acomodar la situación en su cabeza, no? Quién sabe, tal vez hasta tenga charlas con su novia sobre vos y ella sea la piedra en tu camino, pero seguro que te quiere como te quiso siempre. Un padre que quiso una vez a su hijo lo quiere de por vida, el tuyo no parece ser de los que abandonan. Espero que todo se arregle :)

    Mil gracias por tu comentario, me gustó mucho y me hizo bien ♥

    ResponderEliminar
  9. Me siento terriblemente identificada contigo, te juro que leer esto me causa mucho dolor. Con mi padre me pasa lo mismo, sin más que decir...
    La diferencia es, que mi padres no me "quiere como antes", porque piensa que soy una puta. Sí, para él, soy una puta de 15 años.
    Y es verdad, se divorció de tu madre, no de ti.

    ResponderEliminar
  10. Nena, me da mucha pena leer que te sientes tan triste. Pero no te preocupes, seguro que tu padre te sigue adorando, pero como dices el ya tiene su vida y tu la tuya y tal vez el piensa que todo esta bien.
    Sabes? seria muy bueno qeu hablaras con el y le dijeras todo lo que sientes y las ganas que tienes de que su relacion sea mas cercana, incluso le puedes escribir una carta si sientes que no puedes hablar con el. Yo pienso que tu padre te agredeceria muchisimo tu sinceridad. A veces los papas no nos damos cuenta de las torpezas que cometemos, y debo aclararte que muchas de ellas son de una manera inconsiente, no nos damos cuenta que lastimamos a nuestros hijos. Por eso yo te aconsejo que de verdad hables con el. Ya veras que todo va a estar bien.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. La vida es tan complicada... No duda para nada q tu padre te kiere, y como tu, se pregunta cada día cm habeís llegado a esto. Ya sé q no lo creerás, kízá sí... el caso q la vida de adulta es complicada y dolorosa, y no debería ser así. Se debería volver a la infancia, o eso kerríamos... nosé. Solo q cuentas cn todo mi apoyo!!!

    ResponderEliminar
  12. leer esto me dio nostalgia, es como si fueras escribiendo mis palabras, de verdad me siento identificada, comprendo tu sentimiento y se qe es duro, qiesiera soltar palabras de animo, pero no las tengo, tengo un nudo en la garganta y un monton de sentimientos encontrados, como lo qe qiza tu tenias al escribir esto, no entiendo porqe sucede, tambn dejaria al final un "sin embargo..." y añadiria "cuanto extraño..."

    ResponderEliminar
  13. Y sin embargo nada es igual, quieres regresar el tiempo y cosas como esas no existen. Pero sin embargo el presente es todo lo que nos queda y podemos remediar lo que vendra despues. El dia que lo veas preguntale por que se aleja de ti si lo necesitas tanto como padre, que sabes que te quiere pero ya no lo sientes mas a tu lado. Tal vez no sea una solucion mágica pero es un buen inicio creo yo.

    Besos linda y animo que el mundo no se detiene y no podemos dejar que pase de nosotras ;)

    Xoxo´s

    ResponderEliminar
  14. Es duro lo que cuentas. Gracias a testimonios como los tuyos, me doy cuenta de la suerte que tengo por ser hija de mis padres.
    Pero no desistas. Habla con él, dile lo que sientes, lo mismo que nos estás siciendo a nosotras. Recuérdale los momentos en los que te quería hasta la luna...
    Y q no quieres entorpecer su vida con su mujer, sino compartir algunos ratitos mas...
    Un abrazo enorme!

    ResponderEliminar
  15. Gracias vainillita de mi corazón por ser tan linda y comprensiva, has dado en el clavo y aprecio mucho tus palablas. Y pues si me tendre que enfocar en otras cosas hasta que me agarre desprevenida el "amor"
    Un beso linda y gracias por estar ahi para mi y por ser tan buena amiga, en verdad que te estimo mucho.

    Xoxo's

    ResponderEliminar
  16. Lamentablemente hay amores tan grandes que no pueden describirse con palabras. Lamentablemente la mayoría de esos amores terminan matando, pudriendo. Llora, llora que es bueno, limpia, purifica. Porque un día parará de doler, ningún dolor es para siempre, todos se aplacan. Yo creo que es madurar, maduras y echas de menos aquello que tuviste, aquellos momentos bonitos en los que corrías a la habitación de tus padres y te metías en su cama diciendo que tenías miedo. Entonces te abrazaban y dormían. Yo también me pongo triste al recordar que no volverán. Pero, es así, el ciclo de la vida. Crecemos y las cosas cambian, chocamos con la realidad cruel que nos da hostias y tenemos que ser fuertes, poder con ella y ganar.

    Ningún padre olvida a su hija. Jamás, y lo sé, Estoy segura de ello. Las cosas cambiaron, sí, pero estoy segura de que no te ha olvidado, de que se preocupa por ti e intenta ayudarlo. Puede que vaya con prisas, pero sé, lo sé, que quiere estar más tiempo contigo porque lo más importante de esta vida son los hijos (no me preguntes como lo sé pero es una corazonada que tengo). O al menos eso dicen todos los padres.

    ¿Por qué no lo hablas con él?¿Por qué no le dices e xactamente esto?. Sin tapujos. Pregúntaselo como cuando eras pequeña. Vainilla. Sé fuerte, lucha y vence. Ni el hambre ni la vida podrán contigo.
    Y yo estoy aquí para ayudarte :)

    ResponderEliminar
  17. Te entiendo más de lo que piensas. Estuve en la misma situación, y digo estuve porque ahora, que nos veamos una vez cada semana o quince días ya me da igual. Porque comemos y a penas nunca intercambiamos ninguna palabra. No estamos a malas, pero yo después de tantos "desprecios" ya estoy cansada y ya no me duele nada de lo que haga él.
    Así que, sé que duele, pero quizá un día tu padre se de cuenta de lo que tiene y de lo que está perdiendo. Igual tú si tienes suerte de que todo vuelva a ser como antes :)
    Un beso!

    ResponderEliminar
  18. Cariño no sabes cuanto te entiendo, yo he estado 20 años esperando a que mi padre fuese mi padre, y ahora que lo es mi madre y mi padrastro me han echado de sus vidas, esta vez del todo...
    Pero cielo, si de verdad quieres que te preste más atención... Díselo, es tu padre y te quiere, sé que es difícil, yo nunca supe pedírselo a mi padre... Pero no intentes llamar su atención con esto nina, no lo hagas, escríbele una carta diciéndole lo que nos has contado, aunque te duela, aunque llores sangre, y envíasela, que no quede en un blog.

    Tengo muchas ganas de pillarte por msn y hablar contigo, no sé por qué, pero te adoro.

    Love.

    ResponderEliminar