miércoles, 28 de julio de 2010

Vida






La vida no es más que un juego, quizá me diría Harry Haller, si se lo preguntase. Y todos conocemos esas frases: que si da muchas vueltas, que si siempre te sorprende, que si te da la espalda le toques el culo... algunas más tópicas, otras serias, otras no tanto. Pero no siempre te das cuenta de que son algo más que frases míticas y vacías.

Anoche mismo estaba viendo otra vez "Desayuno con diamantes", disfrutando de la hermosa Audrey Hepburn y su graciosa película, y hoy, al hablar con una de mis mejores amigas, me entero de que ha tenido un intento de suicidio...

Otra vez.

Y me gustaría darle las fuerzas necesarias para salir adelante, me gustaría poder arrastrarla de la mano y sacarla del pozo en el que se hunde día sí, día no, me gustaría sacarla de su propia cabeza, pero lamentablemente, todo lo que pude hacer fue escribirle un largo e-mail con todo lo que pensaba, a borbotones, en un intento desesperado de... de lo que sea. No creo que haya servido para mucho, pero quedarme de brazos cruzados mientras la imagino destrozada es algo que nunca he podido tolerar.

A veces es tan difícil...

3 comentarios:

  1. Siento muchisimo el intento de suicidio de tu amiga, en estos casos no se que decir, solo animarte verás como pronto se recuepera. A veces todo es muy dificil, pero poco a poco podemos hacerlo mas facil.

    ResponderEliminar
  2. hola prin..

    lei algunas de tus entradas, es cierto, siempre queremos mas..

    espero que todo este mejor, y animo por lo de tu amiga..

    besos

    ResponderEliminar
  3. Es díficil, te entiendo. Yo me desvivo por los demás, y también he tenido amigas con problemas graves, y la impotencia duele tanto... Pero qué podemos hacer nosotras? Cada uno elige su destino, nadie es capaz de luchar por otra persona..No puedes hacer más que permanecer a su lado, y ofrecerle tu mano, pero la única que se puede levantar es ella.
    Más típico lo que te he dicho yo, pero en fin, he pasado por eso, y he aprendido que solo nosotros mismos podemos salvarnos.
    Te deseo lo mejor, y ojala que sea capaz de encontrar la salida.
    Un abrazo

    ResponderEliminar